Soy Susana Hernández, el Fénix me lo ha puesto la vida a base de las rupturas, muertes y otras pérdidas que he tenido que afrontar. Soy coach y terapeuta, especializada en superar la pérdida (duelo y resiliencia) y relaciones (pareja, familia…). Fruto de esta experiencia surgió el Método Fénix ®. Con él, acompaño a personas a superar rupturas o pérdidas, renaciendo y remontando el vuelo más sabias y fuertes. Pueden ser pérdidas recientes o pérdidas lejanas en el tiempo, que no se superan. También doy conferencias inspiradoras. Esta es mi historia:

Mi proceso vital

De pequeña preguntaba dónde íbamos después de morir y de dónde veníamos. Nunca obtuve respuestas claras y tranquilizadoras. Luego se unió la de ¿Qué hacemos aquí?

Pasó el tiempo y mi madre murió de forma inesperada a los cuarenta y tres años. Todas esas preguntas aparecieron de sopetón, junto a un dolor enorme por su pérdida y por las heridas abiertas entre las dos. Mi padre estaba enfermo de cáncer, mis hermanos pequeños tenían ocho y diez años, y mis abuelos vivían una enfermedad muy dura. Había que salir hacia adelante y me puse a ello. Salimos, pero no vivir el duelo como hay que vivirlo pasó factura, y con el tiempo aparecieron problemas físicos, emocionales, y un desgaste enorme por vivir la vida a base de lucha.

Cómo superar el duelo

De hecho sufrí la ruptura con mi primera pareja, después de una larga relación. Aquí viví la importancia de compartir la misma dirección en la vida. Comprendí que por mucho que te quieras y cuides, por mucho que tengas una buena relación, si no se comparte lo que para cada uno es importante, la relación de pareja acaba muriendo. Después sufrí un despido traumático que me marcó personal y profesionalmente. Tuve que reconducir mi carrera profesional rápidamente debido a la situación y aprendí mucho de ello.

Posteriormente tuve varias relaciones de pareja «fallidas», algunas de ellas muy importantes para mí, pero que no fraguaron. Me desesperaba el ver que la gente de mi alrededor tenía sus parejas y las afianzaba. Y en mi caso, por una causa o por otra (aparentemente), ninguna fraguaba. Pero salí adelante centrándome en las responsabilidades que tenía entonces y en disfrutar lo que podía de la vida. Esto tuvo como consecuencia no tener hijos (que es otra forma de pérdida) y mucho sufrimiento, hasta que aprendí lo que tenía que aprender.  Por ejemplo, la importancia de «el orden» en el sistema familiar. De forma muy resumida y en palabras comunes, el hecho de haber ocupado la posición de mi madre en mi familia original (posición que no era mía con responsabilidades que no eran mías) hacía que «curiosamente» e inconscientemente, mis relaciones no fraguaran. De hecho, continuamente veo en muchas clientas cómo algún tipo de desorden en su sistema familiar, «ha colaborado» a su ruptura de pareja.

cómo superar la ruptura de pareja susana féniz

Durante todo ese tiempo exploré terapias y disciplinas que me pudieran ayudar, hasta que encontré las que verdaderamente me ayudaron y me cambiaron la vida. Me apasionaron y me formé en ellas en paralelo a mi carrera ascendente en una multinacional, pero que no me llenaba. Así que comencé a compaginar ese trabajo con procesos de crecimiento personal y profesional que realizaba después de salir de la oficina.

Llegó un día en que mi padre enfermó de nuevo de otro cáncer. Murió de forma prematura, después de un proceso muy duro. Pudimos reencontrarnos después de años de distanciamiento. Se fue acompañado y en paz.

Esto, unido al profundo efecto que tuvo en mí el darme cuenta de que, con cuarenta y un años, era la persona viva más mayor de mi clan familiar,  me dio la fuerza para hacer lo que soñaba: dejar mi trabajo como Responsable de Compras en una empresa de referencia para dedicarme completamente al crecimiento personal y acercarme al mar para poder navegar, que es otra de mis pasiones.

Al cabo de un tiempo se cruzó en mi vida Pepé, un gaditano de ojos de color del mar, y me trasladé a Cádiz con él. Allí estuvimos preparando durante casi dos años nuestro sueño: la infraestructura y el velero en el que íbamos a recorrer el mundo compaginando náutica con experiencias de coaching y crecimiento personal. Cuando estábamos finalizando los preparativos, murió de forma repentina tres meses antes de soltar amarras. Perdí a mi pareja, al que quería con toda mi alma a pesar de nuestras diferencias, y mi vida se rompió por completo (personal y económicamente), así como nuestros sueños. Tenía cuarenta y cuatro años, y estaba viviendo sola en un velero en El Puerto de Santa María (Cádiz), a mil kilómetros de mi familia y de mis amigos de origen. Y empezó el proceso más transformador que jamás he vivido, en el que apliqué todo mi conocimiento experiencial y profesional, y del que salió este proyecto.

Y como la vida es como es (una gran maestra), de forma muy resumida voy a comentar que una de las personas que más me apoyó en mi duelo por la muerte de Pepé, con el tiempo se convirtió en mi pareja. Y como la vida es cíclica y siempre profundizando, aquí tuve la oportunidad de sacar todo lo aprendido y revisar lo que me quedaba por afianzar, ya que hubo complicaciones en diversos aspectos, desde el principio. La relación acabó, pero yo salí de ella con mucha paz (como nunca me había sentido después de una ruptura) y con la tranquilidad que me daba saber que, entre otras cosas, !!!!por fin!!!! había aprendido a manejar lo que más me había costado en mi vida: el enfado. Algo tan común en los conflictos y que tanto nos daña, daña a los otros (a los que queremos) y a las relaciones, al amor. 

Sé lo que es vivir el duelo de diversas formas. Sé el impacto que tiene en una misma y en la forma en la que se afronta la vida. Y el resultado puede ser completamente diferente en función de cómo se viva. Y lo que sé con total seguridad, es que el tiempo no lo cura todo. Lo cura el tiempo y la comprensión, que se traduce en aprendizaje, sanación y AMOR PROPIO. Comprensión para curar el dolor por la pérdida, para curar las heridas que han quedado abiertas, comprensión sobre nosotras, sobre el amor, sobre la vida y sobre la muerte. 

Cuando el duelo se vive de esta forma, renacemos de nuestras cenizas cual Ave Fénix, más sabias y fuertes que antes. Este es «el regalo» que nos dejan los que hemos perdido. HOY LLEVO LA VIDA QUE ME LLENA, en el sitio que me gusta, viviendo en mi velero, siendo capitana de mi barco y haciendo lo que me alimenta el alma y el corazón: acompañar a personas en este tipo de procesos tan transformadores e inspirar con mis conferencias.

Experiencia y formación

Coach y Psicoterapeuta UCDM especializada en superación de crisis , pérdidas y cambios personales y organizacionales. Creadora del
Método Fénix®, fruto de mi experiencia personal y profesional
. Doy conferencias que inspiran para
superar pérdidas, cambios, crisis o cierres de fases en empresas, organizaciones y asociaciones.
También colaboro con ellas en este tipo de procesos para salir de ellos más fuertes. Mi proyecto más
personal es www.susanafenix.com. Psicoterapeuta UCDM, Máster en Coaching, Sistemas Relacionales, Programación
Neurolingüística (PNL), Inteligencia Emocional, Desdoblamiento-Doble Cuántico, técnicas de meditación y focalización de
la atención entre otras disciplinas. Abajo doy detalles de las más significativas.

  • Psicoterapia UCDM, con Marta Salvat (Coach y Psicoterapeuta UCDM referente de UCDM y Transgeneracional). 
  • Organization and Relationship Systems Coaching (Sistémico – Coaching de Sistemas Relacionales), por CRR Global (certificada por ICF, acreditación ACSTH)
  • Programa Superior de Coaching PNL y Sistemas, con Escuela InCrescendo (certificada
    por AECOP)
  • PNL Generativa. Instituto Neuron, por Stephen Gilligan, discípulo de Milton Erickson. (certificado por la IAGC:
    International Association for Generative Change)
  • Desdoblamiento – Doble Cuántico, con Jean Pierre Garnier Malet (físico cuántico y la persona que encontró la solución a la
    ecuación de Laplace-Bernoulli, conocida hasta entonces por “no tener solución”) 
  • Programa de Formación en Coaching Avanzado. Escuela InCrescendo, Madrid (certificada por AECOP) 
  • Practitioner en PNL. Instituto Neuron, por Allan Santos, psiquiatra y una de las primeras personas en entrar en
    contacto con la PNL (certificado por AEPNL: Asociación Española de Programación Neurolingüística)   
  • Experto en Coaching para Alta Dirección: Coaching de Equipos y Liderazgo Transformador, con
    Escuela InCrescendo (certificada por AECOP) 

entre otras formaciones y disciplinas.

Ingeniera en Diseño y Fabricación por la UCLAN (University of Central Lancashire, Preston), e Ingeniera Técnica de Mecánica de Máquinas por la Universidad de Zaragoza. Durante trece años trabajé en BSH (Electrodomésticos Bosch, Siemens) en cargos de responsabilidad a nivel nacional y global, en Logística/Servicio Postventa y en Compras, liderando equipos y proyectos. Anteriormente lo hice en la industria aeronáutica (Gamesa Aeronáutica) y previamente en el mundo de la fabricación de joyas