Duelo por la
Muerte de la Pareja

de forma inesperada o prematura

01

¿Qué me pasa y qué siento?

Desesperación

por haber perdido a mi pareja. Por no poder verla, sentirla, hablar con ella… No le encuentro sentido a la vida.

Tristeza, vacío, soledad

inestabilidad emocional (paso de estar muy mal a estar “bien” y vuelta…). Me da miedo quedarme así.

Culpabilidad

por lo que hice mal, por lo que dije, por lo que no dije, o por lo que pasó antes de que muriera.

Resentimiento hacia mi pareja

por haberse ido, por los conflictos o heridas abiertas, por lo que hizo o por lo que no hizo.

Enfado con la vida

(o Dios), por sentir que es injusta porque se ha llevado a mi pareja y porque todos los sueños se han roto.

Inseguridad, miedo al futuro

a cómo afrontar la vida, los problemas, a hacerlo bien con mis hijos, a que vuelva a pasar otra desgracia.

Incomprensión, falta de apoyo

o presión, de algunos familiares o amigos, para recuperarme cuanto antes.

Problemas físicos

no puedo dormir bien estoy agotada, me duele la espalda, la cabeza, tengo contracturas, problemas digestivos...

02

¿Qué obtengo?

Acompañamiento y sostén

Dispón de un entorno seguro, de sostén, apoyo y comprensión en el que compartir cómo te sientes en cualquier aspecto de tu duelo sin sentirte juzgada, con total intimidad y confidencialidad. Tener este espacio en el duelo es muy valioso para no sentirte sola, sino acompañada y comprendida. Las sesiones online aportan intimidad, comodidad y flexibilidad.

Calma y paz interior

Aprende a vivir tu dolor y tus emociones de forma que, a tu ritmo, los transformes en calma y paz interior. Así evitamos que te quedes estancada en la tristeza, o depresión, en enfado con el mundo, o en la inestabilidad emocional. Obtienes conocimiento de ti misma, recursos y sabiduría que te son de gran ayuda para afrontar la vida sin tu pareja y para acompañar a tus hijos (si los tienes),.

Liberación de culpa o ira

Cura el dolor en forma de culpa, ira, resentimiento… por los conflictos abiertos con tu pareja por haber quedado temas pendientes de resolver con su partida. No hay duelo bien procesado sin sanar estas heridas. De nuevo, este trabajo te aporta valiosos recursos para tu camino en la vida, tanto sola, como acompañada si llega el momento.

Poder afrontar la vida y reconciliarte con ella

Recursos para afrontar los distintos aspectos que te generan miedo o desgaste: problemas (económicos, gestiones, herencia...), responsabilidades (hijos, trabajo…), conflictos, vida social, reconstruir tu vida. También obtienes información y evidencias médicas, científicas o espirituales (según tus preferencias),explicadas de forma sencilla, sobre la vida y la muerte, que te pueden dar tranquilidad.

03

¿Cómo es el proceso?

En este proceso te acompaño en tu dolor, profunda tristeza, sufrimiento, desesperación, vacío, añoranza y soledad porque tu pareja ya no está a tu lado, y aprenderás a vivir y manejar tus emociones para que ese dolor encuentre calma. 

Abordaremos la culpa y el resentimiento que puedas sentir hacia ti o tu pareja por los conflictos o heridas que han podido quedar abiertos, transformando esos sentimientos en paz y en un amor más “limpio” y profundo hacia ella. 

Afrontaremos la ira o el enfado que puedas sentir hacia la vida, Dios… (en función de tus creencias), y exploraremos información y evidencias científicas y espirituales sobre la vida y la muerte, que te podrán dar tranquilidad frente a la desesperación por haber perdido a tu pareja.

Como resultado, el dolor se transforma en paz, amor, fortaleza y recursos para vivir la nueva vida que se despliega ante ti, de una manera más sabia, con tu pareja en el corazón.

04

¿Por qué yo?

Porque soy experta en duelo y he pasado por lo mismo que tú, renaciendo más sabia y fuerte. Tú también puedes. Haz clic en el botón para conocer mi historia.